7 octubre, 2022

El amor desde una perspectiva científica por David Lázaro Álvarez

EL AMR DESDE UNA PERSPECTIVA CIENTÍFICA 

Es probable que alguna vez hayas estado enamorado o enamorada o puede que no, de cualquier manera esto, pienso, te puede interesar. Hoy vamos a ver qué pasa en nuestro cerebro en cada uno de los tres sistemas cerebrales relacionados con el amor establecidos por la antropóloga y bióloga Helen Fisher. ¡Veámoslo! 

Hablemos en primer lugar del DESEO. Este sistema se activa cuando se busca la satisfacción sexual, lo que hace que estemos abiertos a una amplia gama de candidatos o candidatas. Se libera adrenalina, una hormona que hace que el corazón se acelere, y se experimenta un fuerte impulso sexual relacionado con la segregación de estrógenos y testosterona

Cuando nos enamoramos de alguien y nuestra atención se enfoca totalmente en esa persona se activa otro sistema, el de la ATRACCIÓN. Este período de atracción o amor romántico no dura más de tres o cuatro años y en él aumentan los niveles de dopamina y noradrenalina que producen insomnio, pérdida del apetito, preferencia por una persona, aumento de la memoria que nos permite recordar detalles minúsculos sobre ella y adicción, algo así como lo que se experimenta con las drogas. También hay un descenso en los niveles de serotonina, lo que provoca que tengamos pensamientos obsesivos. 

El último sistema es el del APEGO. Cuando este se activa se relajan las áreas del cerebro implicadas en los sistemas anteriores y se activan las relacionadas con la seguridad y la calma. Predominan la oxitocina y la vasopresina, hormonas que actúan como neurotransmisores y que están asociadas a los sentimientos de confianza, generosidad y empatía. 

Esto es todo, si queréis saber un poco más tenéis la información ampliada en la revista del instituto y, recordad no echarle la culpa a vuestro corazón cuando os enamoréis, pues todo es cosa de vuestro cerebro.

David Lázaro Álvarez. 1º Bachillerato-A