5 agosto, 2020

OTRA BONITA HISTORIA DE AMOR, por Paula Franco López

Otra bonita historia de amor

Un día de verano, en aquella playa tan cálida, Sofía admiraba el cielo azul lleno de tonalidades y, junto con la brisa del mar, la despertaron para volver al hotel donde se alojaban.

Allí en ese hotel tenía amigos que veía cada año, pero ese año, justo unos días antes de que Sofía volviera a su casa, a su ciudad, vino un chico, alto, moreno con ojos color ámbar que le llamó la atención; y por lo visto al contrario también, ya que en ese primer día el chico se había integrado en el grupo, en el que también se encontraba el hermano de Sofía.

A los dos días antes de irse, el chico, Andrés, se dispuso a hablar con Sofía y explicarle cómo se sentía respecto a ella; le dijo que se había sentido muy atraído hacia ella y que le gustaría estar en una relación, pero Sofía no estaba nada segura ya que en esos momentos ninguno de los dos tenía móvil operativo, por lo que después de ese verano se tendrían que olvidar el uno de otro. Pese a todo, acabaron teniendo una relación especial, no eran pareja, pero tampoco eran solo unos amigos: se notaba su atracción mutua, tanto que lo notó hasta su hermano el cual le incitó a salir con él. Sin embargo la desgracia se acercaba, y es que Sofía debía volver a su casa y se acabaría todo.

La última noche se vistió algo más formal, había una actividad de cine ese día por la noche, y se quedaron ambos acurrucados el uno con el otro observando la película y tras eso se despidieron con ganas de besarse pero sin atreverse a ello. Se abrazaron y no se vieron jamás acabando así ese romance estival.

Paula Franco López. 1º bachillerato B.