23 abril, 2024

«Música en mis oídos» Ángel Palma Vázquez.

Música en mis oídos. Mientras paseaba por las calurosas calles de fuerte olor a jazmín, en mi cabeza, bailaba de mil formas diferentes la misma canción: Paper Rings. Casi me era imposible evitar andar dando pequeños saltos que delataban mi indiscreto buen estado de humor.
Entonces llegué a ese puente. La música se paró por unos instantes, suficientes para que, en mis recuerdos, la gran mañana soleada se convirtiese en una triste y nublada tarde de diciembre, donde vagaba por esas mismas calles, perdido, sin un rumbo al que seguir. Cuando nacemos, vamos muriendo poco a poco. Yo estaba seguro de haberlo perdido todo, por lo que estaba decidido a hacerlo. A acabar con toda esta historia. Muerto el perro, se acabó la rabia.
Subido a aquella barandilla, mirando el caudaloso río que bajo de mí fluía con intensidad ante la inminente lluvia, pronuncié las pretendidas últimas palabras de mi ser. Entonces lo vi. Junto a mí, mi alma gemela que miraba con ojos entristecidos la situación. No era posible que lo entendiera, pero me ladró como si quisiera evitarlo. Ahí, en aquel preciso instante, la sentí crecer. Brotaba desde lo más profundo de mí.
La esperanza.
Lo abracé y me lo llevé a casa.

ÁNGEL PALMA VÁZQUEZ. 1BTO-A